sábado, 29 de diciembre de 2012

Video de la canonización de Mama Gabrieli

MAMA GABRIELI HA SIDO CANONIZADO POR EL SANTO SÍNODO DE LA IGLESIA DE GEORGIA





El Archimandrita Gabriel (Urgebadze) fue canonizado el 20 de diciembre por el Santo Sínodo de la Iglesia de Georgia, noticia que ha sido comunicada a todas las iglesias Ortodoxas para que su festividad sea introducida el día 2 de noviembre, día de su reposo.

Padre de profunda espiritualidad, por amor a la Ortodoxia y a su pueblo se opuso activamente al criminal y ateo régimen comunista en Georgia por lo que fue perseguido duramente por el gobierno de la entonces república de la Unión Soviética.

La sangre incorrupta de Mama Gabrieli.
Pese a las prohibiciones del gobierno, construyó él solo y sin ayuda de nadie, una iglesia de cuatro cúpulas en el patio de su casa. Fue detenido por el gobierno después de quemar un retrato del genocida Lenin durante un desfile en Tiblisi en el año 1965 lo que le costó el ser detenido y encarcelado por la KGB que lo torturó cruelmente durante varios meses antes de ser liberado finalmente gracias al clamor de los verdaderos georgianos.

Gran padre espiritual fue bendecido por Dios con el don de hacer milagros, a parte de otros muchos como el poder ver con claridad las conciencias y su estado. Durante sus últimos años vivió en el convento de Samtavro, en la torre del Santo Rey Miriam, construida en el siglo IV, en la ciudad de Miskheta. Allí fue visitado por miles de peregrinos contestando a las preguntas que estos traían antes de que se las formulasen.

Gran asceta, durísimo consigo mismo en ayunos y penitencias, era un padre amoroso, dulce y compasivo, con aquellos que a él acudían buscando consejo y consuelo en medio de los pesares. Falleció el 2 de noviembre de 1995 siendo enterrado en el patio de la Iglesia de la Transfiguración de Samtavro.

El Santo Sínodo de la Iglesia de Georgia ha procedido finalmente a reconocer la santidad de Mama Gabrieli basándose en la santidad de su vida, en su confesión de Fe Ortodoxa y en los milagros que obra Dios en los fieles por su intercesión. El aceite de la lámpara que arde ante su tumba es milagroso tal como lo atestiguan los informes médicos recibidos de personas que han sido curadas de enfermedades como el cáncer, la hidrocefalia, parálisis cerebral…

Así mismo uno de los grandes milagros es el de su sangre que después de 17 años sigue liquida e incorrupta.

Roguemos a Dios que por intercesión de San Gabriel de Georgia, Padre de los afligidos, médico de cuerpos y almas y gran hacedor de milagros conserve a Georgia en la Fe Ortodoxa que él confesó e interceda por todos nosotros ante Dios nuestro Señor.

domingo, 23 de diciembre de 2012

FIESTAS DE NAVIDAD Y TEOFANÍA PARROQUIA DE LOS SANTOS ANDRÉS Y NICOLÁS DE ALICANTE





FIESTA DE NAVIDAD EN EL NUEVO CALENDARIO

Lunes, 24 de diciembre: 19:00 hh Vecernia de Navidad.

Martes, 25: 8:30 hh Utrenie; 10:00 hh Divina Liturgia.

En el Calendario eclesiástico se celebra la fiesta de San Espiridón.


FIESTA DE SAN JOSÉ EL ESPOSO DE LA MADRE DE DIOS


Sábado 29: 18:00 hh Paráclesis a la Madre de Dios; 18:30 hh Vecernia.

Domingo 30: 8:15 hh Utrenie; 9:30 hh Divina Liturgia.

Después de Vísperas y de la Divina Liturgia veneración de la reliquia de San José, Esposo de la madre de Dios


FIESTA DE SAN BASILIO EL GRANDE (nuevo calendario) Y SAN BONIFACIO DE TARSO, GRAN ABOGADO CONTRA EL ALCOHOLISMO (calendario eclesiástico) AÑO NUEVO CIVIL.

Lunes 31 de diciembre: 18:30 hh Vecernia, litia y Artoclasia.

Martes 1 de enero: 9:00 hh Horas; 9:30 hh Divina Liturgia.

Al final de la Divina Liturgia molitva de San Basilio el Grande.

Después de Vísperas y de la Divina Liturgia veneración de la reliquia de San José, Esposo de la madre de Dios


FIESTA DE LA TEOFANÍA

Sábado 5: 18:30 hh Vecernia y Gran Bendición de las Aguas (Aghiasma Mare)

Domingo 6: 8:15 hh Utrenie; 9:30 hh Divina Liturgia.

Después de la Divina Liturgia, procesión hasta la playa del Postiguet para la Bendición de las Aguas y lanzamiento de la Santísima Cruz al mar.


FIESTA DE NAVIDAD EN EL CALENDARIO ECLESIÁSTICO.

Domingo 6 de enero: 23:00 hh Utrenie; 00:00 hh Divina Liturgia.

sábado, 22 de diciembre de 2012

LOS DONES DE LOS REYES MAGOS



En la noche del jueves 20 de diciembre 2012 una parte de los Honorables Regalos de los Reyes Magos fueron traídas por los monjes del Monte Athos desde el Santo Monasterio de San Pablo en el Monte Athos a la metrópoli de Etolia y Akarnanias. Fueron recibidos en una ceremonia especial por el rector de la Metrópolis de Etolia y Akarnanias, el p. Epiphanios, en medio de una gran multitud de fieles, sacerdotes y dignatarios. Una procesión luego trajo las reliquias santas de la Iglesia de San Nicolás, donde se llevó a cabo una doxología a las 5:00 pm que fue seguido por Completas.

Las Santas Reliquias permanecerá en la iglesia hasta el 27 de diciembre, momento en el cual será devuelto al Monte Athos.



lunes, 17 de diciembre de 2012

Aviso Parroquial: Fiesta de Santa Bárbara y San Nicolás



Al haber coincidido la fiesta de Santa Bárbara con la visita de Vladica Luca y la fiesta de los Patrones, mañana martes 18 de diciembre, celebraremos unidos a San Nicolás y a Santa Bárbara.

Las vísperas serán a las 18:30 hh y después de Vísperas se venerarán las reliquias de San Nicolás y la de Santa Bárbara traida de Kiev, donde se guarda su cuerpo en la catedral de San Vladimir.

El miércoles 19, a las 8:00 Divina Liturgia.

El fin de semana, horario normal.

DIVINA LITURGIA PONTIFICAL 16.XII.2012





domingo, 16 de diciembre de 2012

El Icono del Patriarca Pavel



Tres son los iconos que ha pintado ya Iuliana del Patriarca Pavel. De estos tres ya hay uno que se puede venerar en la Parroquia y que estará allí expuesto todos los días y otro el que se le ha regalado hoy a Vladica Luca con motivo de su visita a la Parroquia para celebrar la fiesta de San Andrés y San Nicolás.

Este icono se le ha entrregado al finalizar la Liturgia y con él ha bendecido a los allí asistentes. No hay duda de la santidad del Patriarca, modelo de ascesis y sobre todo de humildad. Entregado totalmente al servicio de la Iglesia y del pueblo fiel en momentos difíciles y duros, permaneció y compartió dolores y sufrimientos en una intercesión continua ante Dios por su rebaño duramente maltartado.

Tenemos una certera confianza en que sigue intercediendo ahora anmte el trono del Sumo y Eterno Sacerdote por todos aquellos que acudimos a él en medio de dolores y pruebas.

Con gran alegría sabemos que este icono, escrito en Alicante, estará desde hoy presente en la vida espiritual de nuestro querido padre Vladica Luca. ¡Por muchos años!

SOLEMNE LITURGIA PONTIFICAL EN LA FIESTA DE SAN ANDRÉS Y SAN NICOLÁS (16.XII.2012)



















miércoles, 12 de diciembre de 2012

15 y 16 de diciembre: FIESTA DE LOS SANTOS PATRONES SAN ANDRÉS Y SAN NICOLÁS


Este fin de semana próximo celebraremos la fiesta de los Santos Patones de nuestra Iglesia San Andrés el primero de los llamados y San Nicolás el Tamauturgo, Obispo de Mira.



Para esta gran fiesta contaremos con la presencia paternal de nuestro Obispo Luca que se trasladará desde París a Alicante para presidir las clebraciones.

El horario de las celebraciones será el siguiente:

Sábado 15 de Diciembre

A las 18:30 hh : Recepción en la parroquia
de nuestro Padre y Obispo Luca

Celebración d elas solemnes Vísperas con Litia y Artoclasia.

Domingo 16 de Diciembre

8:15 hh Utrenie

9:45 hh Divina Liturgia Pontifical y bendición d ela Slava

Comida Parroquial

lunes, 10 de diciembre de 2012

.Вера наша .

miércoles, 5 de diciembre de 2012

MUERE EN BEIRUT EL PATRIARCA IGNACIO IV DE ANTIOQUÍA



05-12-2012 / 11:40 h EFE

El Patriarca Ortodoxo de Antioquía y Oriente, Kirios Ignacio IV Hazim, falleció hoy a los 91 años en un hospital de Beirut, en el que fue ingresado el martes tras sufrir un infarto cerebral.

Los últimos acontecimientos ocurridos en Damasco y Siria, donde está la sede de los Patriarcas antioquenos, y el gran sufrimiento que estos han producido en el Patriarca con la muerte y persecución de los cristianos por parte de las milicias rebeldes, han sido el detonante de la crisis sufrida por el Patriarca.

Nació en 1921 en el pueblo sirio de Mhardey, cerca de Hama, en el seno de una familia ortodoxa árabe y estuvo vinculado con esta Iglesia desde una edad temprana. Después de estudiar en Hama, se trasladó a Beirut donde cursó estudios de Literatura antes de incorporarse a la Iglesia ortodoxa del Líbano.

Ignacio IV fue uno de los fundadores de la Organización de la Juventud Ortodoxa y se convirtió en miembro de la convención sagrada de los patriarcas ortodoxos en 1961. Diez años más tarde fue nombrado obispo metropolitano ortodoxo en la ciudad siria de Latakia y en 1979 se convirtió en patriarca de Antioquía bajo el nombre de Ignacio IV.

martes, 4 de diciembre de 2012

San Teófano el Recluso: Discurso sobre porqué el cristianismo no debe cambiar con los tiempos


Ha llegado a mis oídos que, por lo que parece, consideráis mis sermones muy estrictos y creéis que hoy en día nadie debería pensar de esta manera, nadie debería vivir así y por lo tanto nadie debería enseñar así. ¡Los tiempos han cambiado!

¡Cómo me alegré de escucharlo! Esto significa que escucháis con atención lo que digo, y no sólo lo escucháis, sino que también estáis dispuestos a cumplirlo. ¿Qué más podríamos querer nosotros, que predicamos todo lo que ha sido dispuesto y según nos fué ordenado?

A pesar de todo esto, de ningún modo puedo estar de acuerdo con vuestra opinión y considero que es mi deber comentarla y corregirla. Porqué (aunque tal vez va en contra de vuestra voluntad y convicción) proviene de una fuente pecaminosa; como si el Cristianismo pudiera alterar sus dogmas, sus cánones, sus ceremonias santificantes, para corresponder al espíritu de cada época y ajustarse a los gustos variables de los hijos de este siglo, que pudiera agregar o quitar algo...

Y sin embargo, no es así. El Cristianismo debe permanecer eternamente sin cambios, sin depender en absoluto o guiarse por el espíritu de cada diferente época. Por el contrario, el mismo Cristianismo está destinado para gobernar y administrar el espíritu del siglo para cualquier persona que obedece sus amonestaciones. Para convenceros sobre este tema en cuestión, os referiré algunos pensamientos para que los meditéis.

Algunos dijeron que mi enseñanza es estricta. En primer lugar, mi enseñanza no es mía, ni debe serlo. Sobre esta santa opinión, nadie puede ni debe predicarla como suya propia. Así que, si yo o alguien otro alguna vez nos atrevemos a hacerlo, podéis expulsarnos de la Iglesia.

Nosotros predicamos la enseñanza de nuestro Señor Dios y Salvador Jesús Cristo, de sus Santos Apóstoles y de la Santa Iglesia dirigida por el Espíritu Santo. Al mismo tiempo, cuidamos en todo lo posible de mantener esta enseñanza intacta e inviolable en vuestras mentes y corazones. Presentamos cada pensamiento y usamos cada palabra con sumo cuidado, con tal de no ensombrecer de algún modo esta brillante y divina enseñanza. Nadie puede actuar de manera diferente.

Una ley tal que defina la predicación de cada uno en la Iglesia para así ser realmente un enviado de Dios, fué establecida desde la creación del mundo y así debe permanecer válida hasta el fin del mundo. El Profeta Moisés, después de la entrega de los mandamientos de Dios mismo al pueblo Israelita, concluyó lo siguiente: «No añadáis nada a lo que os prescribo, ni quitéis nada de ello; antes guardad los mandamientos del Señor, vuestro Dios, que os ordeno» (Deuterenomio 4, 2).

Esta ley de la fidelidad es tan invariable, que el mismo Señor y Salvador nuestro, cuando enseñaba a la gente en la montaña dijo: «No vayáis a pensar que he venido a abolir la Ley y los Profetas. Yo no he venido para abolir, sino para dar cumplimiento. En verdad os digo, hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una i, ni un ápice de la Ley pasará, sin que todo se haya cumplido» (Mateo 5, 17-18).

Entonces dio la misma autoridad a su propia enseñanza, antes de interpretar los mandamientos en el espíritu del Evangelio, añadiendo: “Por lo tanto, quien violare uno de estos mandamientos, aún los mínimos, y enseñare así a los hombres, será llamado el mínimo en la realeza de los cielos” (Mateo 5, 19).

Esto significa que cualquier persona que interprete erróneamente los mandamientos de Dios y disminuya su autoridad, será desheredado en la vida futura. Así lo dijo el Señor al comienzo de su predicación. Lo mismo confirmó Él también a San Juan el Teólogo, el espectador de las revelaciones inenarrables, al que le describió el juicio final del mundo y de la Iglesia, refiriendo en el Apocalipsis: “Yo advierto a todo el que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguien añade a estas cosas, le añadirá Dios las plagas escritas en este libro; y si alguien quita de las palabras del libro de esta profecía, le quitará Dios su parte del árbol de la vida y de la ciudad santa, que están descritos en este libro” (Apocalipsis 22, 18 - 19).

Para todo el intervalo de tiempo que transcurre desde Su primera presencia en el mundo hasta Su secunda presencia, Cristo dio a los santos apóstoles y sucesores la siguiente ley: “Id pues, y haced discípulos a todos los pueblos...enseñándoles a conservar todo cuanto os he mandado” (Mateo 28, 19-20).

Esto significa que enseñéis, no todo lo que algún otro fuera capaz de pensar, sino todo lo que Yo os he mandado, y esto hasta el fin del mundo. Y complementa con: “Y mirad que Yo estoy con vosotros todos los días, hasta la consumación del siglo” (Mateo 28, 20).

Los Apóstoles recibieron esta ley y sacrificaron sus vidas para cumplirla. Y a aquellos que querían obligarlos a no predicar lo que predicaban, bajo amenaza de castigo y muerte, les respondían: ”Juzgad vosotros si es justo delante de Dios obedeceros a vosotros más que a Dios. Porque nosotros no podemos dejar de hablar lo que hemos visto y oído” (Hechos 4, 19-20).

Esta clara ley fue entregada por los Apóstoles a sus sucesores, fue aceptada por los segundos y tiene vigencia atemporal en la Iglesia de Dios. Debido a esta ley, la Iglesia es la columna y la base de la verdad. ¿Véis , pues, que invariable fidelidad tiene? Después de esto, ¿quién será tan desvergonzado para tocar tercamente o zarandear cualquier cosa en el dogma y ley cristiana?

A continuación, escuchad qué se nos refiere en el profeta Ezequiel, el cual durante siete días estuvo en éxtasis de oración y después de siete días escuchó la palabra del Señor: “Hijo de hombre, yo te pongo por atalaya de la casa de Israel; oirás de mi boca la palabra”(Ezequiel 3,17), y proclamó a la gente. ¡Aquí está la ley para tí! Si ves un impío que comete una ilegalidad y no le dices: deja tu ilegalidad y cambia tu camino, “ese impío morirá en su iniquidad; mas Yo demandaré de tu mano su sangre” (Ezequiel 3,18). Al contrario, si declaras al impío que tiene que huir de su camino ilegal y él no huye, entonces ese impío va a morir en su ilegalidad, mientras tú vas a salvar tu alma. De manera semejante, si ves un hombre justo que empieza a tambalearse en su virtud y no cuidas de traerlo al camino recto con tus palabras, entonces ese justo, ya que pecó, va a morir en sus pecados, pero su alma la pediré de tus manos que no lo apoyaron. Pero si avisas al justo que no debe pecar y él deja de pecar, entonces el justo vivirá y tú salvarás tu alma (ved Ezequiel 3, 19-21).

¡Que ley tan estricta! Sin embargo, suena en las conciencias de todos los pastores durante su elección y ordenación, cuando una carga pesada es colocada encima de ellos, el guiar el rebaño de Cristo que Él les confió, ya sea un rebaño pequeño o grande. No solo deben guiarlo, sino también conservarlo. ¿Cómo podría alguien ser tan presuntuoso, para pervertirlo todo en la ley de Cristo, cuando esto supone la destrucción de ambos, pastores y rebaño?

Si la fuerza salvifica de la enseñanza dependiera de nuestra opinion sobre ella y de nuestro consenso hacia ella, entonces tendría sentido que alguien concibiera en su mente el reconstruir el Cristianismo de acuerdo con las debilidades humanas o las exigencias de cada época y adaptarlo de acuerdo con los deseos de su corazón pecaminoso. Pero el poder salvifico de la ley Cristiana no depende en absoluto de nosotros, sino de la voluntad de Dios, del hecho que Dios mismo estableció con precisión el camino exacto de la salvación. Fuera de este camino no hay otra ruta alternativa, ni podría existir. Por tanto, cualquier persona que enseñe de cualquier otro modo, significa que se desvía del camino verdadero y se destruye a sí mismo y a vosotros. ¿Qué lógica existe en esto?

Fijaos cómo de estricto fué el juicio decretado cuando algo similar aconteció a la nación de Israel durante los años difíciles de su cautiverio. Algunos profetas, por lástima de los que sufrían y los enfermos hablaban al pueblo no como el Señor ordenó, sino como les dictaba su corazón. Para ellos, el Señor dio las siguientes órdenes a Ezequiel: “Y tú, oh hijo de hombre, pon tu rostro contra las hijas de tu pueblo que profetizan a su capricho, y vaticina contra ellas. Dirás: Así habla el Señor: ¡Ay de las que cosen almohadillas para todas las articulaciones de los brazos y hacen cabezales de todo tamaño para las cabezas, a fin de cazar y pervertir almas! ¿creéis acaso que cazando las almas de mi pueblo podréis salvar las vuestras?” (Ezequiel 13, 17-18)

Esto significa: ¡Ay! de aquellos que ordenan cualquier tipo de trato especial y sugieren una educación tan blandengue que nadie sienta el más pequeño desagrado, ya sea de los que están arriba o de los que están abajo, siendo indiferentes de si esto es para la salvacion o para la destrucción, de si es agradable o repulsivo para Dios. ¡Ay! de ellos, porqué “así dice el Señor Dios...vuestras almohadillas y cabezales”, es decir, vuestra acaramelada y confortante enseñanza, “con la que cazáis y pervertís almas”, las arrancaré de vuestros brazos, liberaré a las almas pervertidas de vuestra enseñanza y os exterminaré, corruptores (ved Ezequiel 13, 20-21).

Este es el provecho de este trato especial y de indulgencia, ¡tal y cómo deseáis escucharlo de los predicadores! Al poner estas cosas profundamente en vuestros corazónes, no es correcto que queráis que nosotros hagamos cualquier concesión en el dogma cristiano, teniendo el deseo erróneo de complaceros. Por el contrario, vosotros debéis exigirnos persistemente que permanezcamos en el dogma, tan firme y rigurosamente como sea posible.

¿Habéis oído hablar alguna vez de las Indulgencias del Papa de Roma? Mirad lo que son: Trato especial e indulgencia, las cuales él da desafiando a la ley de Cristo. ¿Y cuál es el resultado? Por ellas todo el Occidente está corrompido en la fe y en el estilo de vida, y ahora se está perdiendo en su increencia y en la vida desenfrenada debido a las Indulgencias.

El Papa cambió muchos dogmas, estropeó todos los Misterios (Sacramentos), anuló los cánones relativos a la regulación de la Iglesia y a la corrección de la ética y costumbres. Todo empezó a ir en contra de la voluntad del Señor, y todo fué de mal en peor.

Luego apareció Lutero, un hombre inteligente pero obstinado. Entonces dijo él: “El Papa lo cambió todo como quería; por qué no puedo hacer yo lo mismo?” Entonces empezó a modificar y remodificarlo todo a su manera, y fundó de esta manera la nueva fe luterana, la que apenas se parece a lo que el Señor ordenó y los santos Apóstoles nos entregaron.

Después de Lutero aparecieron filósofos. Y ellos a su vez dijeron: “Lutero ha establecido para sí mismo una nueva fe, supuestamente basada en el Evangelio, pero en realidad basada en su propia manera de pensar; entonces, ¿por qué nosotros no podemos componer doctrinas basadas sólo en nuestra propia manera de pensar, ignorando por completo el Evangelio?”. Así empezaron ellos también a pensar racionalistamente, y a conjeturar sobre Dios, sobre el mundo, sobre el hombre, cada uno a su manera, y mezclaron tantas doctrinas, que si alguien quisiera sólo enumerarlas, su cabeza se marearía.

Ahora los occidentales tienen la siguiente percepción: Cree lo te parezca mejor, vive como te gusta, satisface aquello que cautiva tu alma... Por tanto, no reconocen ninguna ley o limitación, y no se someten al Logos de Dios. Su camino es ancho, todos los obstáculos apartados. Pero el camino ancho conduce a la perdición, como dice el Señor. ¡Allí es dónde nos ha llevado la relajación e indulgencia en la enseñanza!

¡Libéranos, Señor, de este camino ancho!, pues es preferible amar cualquier dificultad que el Señor haya designado para nuestra salvación. Vamos a amar los dogmas Cristianos y a forzar nuestra mente con ellos, imponiéndole que no piense de manera diferente. Vamos a amar la ética y costumbres Cristianas y a forzar nuestra voluntad con ellas, obligándole a levantar el yugo ligero del Señor con humildad y paciencia. Vamos a amar todas las celebraciónes y servicios Cristianos que nos amonestan, nos corrigen, nos santifican. Vamos a forzar nuestro corazón con ellos, impulsándolo a trasladar sus preferencias desde las cosas terrenales y corruptibles a las celestiales e incorruptibles.

Vamos a limitarnos a nosotros mismos como si entráramos en una jaula. O mejor, vamos a arrastrarnos a nosotros mismos, como si pasaramos a través de un paso estrecho. Déjalo que sea estrecho, para que nadie pueda desviarse ni a la derecha ni a la izquierda. Pero, indudablemente, recibiremos mediante este paso estrecho, como recompensa, la realeza de los cielos. Porque esta realeza, como sabéis, es la realeza del Señor. El Señor fijó este camino estrecho y nos dijo: “Id exactamente por este camino y lograréis la realeza de los cielos."

¿Podría, ahora, alguien dudar de si el viajero va a llegar a su destino? ¿Y qué tipo de mente tendría que tener alguien para empezar a desear cualquier tipo de anulación de los mandamientos, cuando así perdería inmediatamente el camino y él mismo se perdería?

Ya que habéis entendido plenamente esta afirmación, no os aflijáis si alguna cosa en nuestra enseñanza parece estricta. La única cosa que debéis buscar es aseguraros si es del Señor. Y una vez os hayáis asegurado que es del Señor, aceptarla de todo corazón, sin importar cuán estricta u obligada pueda ser. Y no sólo no deseéis un trato especial e indulgencia en el dogma, ética y costumbres, sino que también alejaos de ese trato especial como si estuviérais huyendo del fuego de la Gehenna. De este fuego no pueden escapar los que inventan tales cosas y con ellas arrastran a los débiles de alma para que les sigan. Amén.

29 de Diciembre de 1863

Domingo después de Navidad

Traducido por J.C.


La entrada en el Templo de la Madre de Dios

Cuando la Santísima Virgen María cumplió tres años, sus padres, los santos Joaquín y Ana, la llevaron de Nazaret a Jerusalén para entregarla al servicio de Dios en cumplimiento de su promesa. El viaje a Jerusalén tomaba tres días, pero ya que estaban haciendo la voluntad de Dios, no encontraron el viaje difícil. Muchos de los familiares de Joaquín y Ana se les unieron para tomar parte en esta celebración, en la que los incorpóreos ángeles de Dios también participaron. Las doncellas encabezaban la comitiva llevando velas encendidas, seguidas por la Santísima Virgen, quien estaba en medio de sus padres.

La Virgen estaba vestida en ropas reales y hermosas, como los de la «Hija del Rey» (cfr. Salmo 44:9-10, LXX). Tras ellos caminaban muchos familiares y amigos, llevando todos también velas encendidas. Había quince escalones que llevaban al Templo, y los padres de la Virgen la colocaron en el primer escalón; ella subió el resto corriendo, de su propia voluntad. Allí encontró al Sumo Sacerdote Zacarías, padre de san Juan el Precursor, quien tomándola de la mano, la llevó no sólo al Templo sino también al Lugar Santísimo—un lugar al que nadie podía entrar sino el Sumo Sacerdote, y esto una sola vez al año.

San Teofilacto de Ohrid dice que Zacarías estaba «fuera de sí, y movido por Dios» cuando llevó a la Virgen al lugar principal de Templo, detrás del segundo velo; de otro modo, no habría explicación para su conducta. Los padres de la Virgen ofrecieron entonces sacrificios a Dios, de acuerdo con la Ley, y dejaron a la Virgen en el Templo. Ella habitó allí por nueve años completos, y mientras sus padres estuvieron vivos, la visitaban frecuentemente.

Al partir ellos de este mundo y quedar la Virgen huérfana, esta anhelaba permanecer en el Templo hasta el fin de sus días, sin contraer matrimonio. Siendo esto contrario tanto a la Ley como a la costumbre israelita, fue confiada a la edad de doce años a san José, un pariente redentor suyo en Nazaret (cfr. Levítico 25; Rut), para que pudiese permanecer en virginidad bajo la protección de un compromiso, cumpliendo así tanto su deseo como las exigencias de la Ley. (No era costumbre en Israel que una joven hiciera un voto de virginidad perpetua. La Santa Virgen María fue la primera en hacer esto, y fue luego seguida por incontables millares de hombres y mujeres en la Iglesia de Cristo.)



ACATISTUL SF NICOLAE, MARE FACATORE DE MINUNI

TROPARUL SF NICOLAE

¿Por qué dejé el Papismo? - Obispo Pablo de Ballester Convallier - 4° Parte

¿Por qué dejé el Papismo? - Obispo Pablo de Ballester Convallier - 4° Parte

4.- La respuesta de mi confesor

Después de haber leído todos esos libros, me sentí como un extraño dentro de mi Iglesia, cuya composición orgánica no tiene relación con la Iglesia que el Señor construyó y organizaron los Apóstoles y sus discípulos, según lo previsto por los Santos Padres. Bajo esta creencia, escribí mi primera carta a mi superior: "He leído sus libros. No voy a contravenir las órdenes divinas para que pueda seguir las enseñanzas humanas que no tienen ninguna base en absoluto en la Santa Biblia. Estas enseñanzas son una locura del papismo. De las disposiciones de la Santa Biblia podemos comprender la naturaleza de la Iglesia y no por decisiones humanas y teorías. La verdad de la fe no nace, sino de la Santa Biblia y de la Tradición de la Iglesia entera".

La respuesta fue rápida: "No ha seguido mi consejo", se quejó de mi, "y así el alma expuesta a los efectos peligrosos de la Santa Biblia, que, como el fuego quema y ennegrece cuando no brilla. En tales situaciones, como la suya, los Papas han declarado que «es un error escandaloso hacer creer que todos los cristianos podrían leer la Santa Biblia, y los teólogos nos aseguran que la Santa Biblia" es una nube oscura "." Para los que creen en la iluminación y claridad de la Biblia como un dogma, heterodoxos, apelo de nuestros líderes infalibles. En cuanto a la tradición, no considero necesario recordar que todo debe seguir al Papa en cuestiones de fe. El Papa equivale, en este caso, a miles de Agustines, Jerónimos, Gregorios, Chrisóstomos ...".

Esta carta terminó por reforzar mi opinión, en lugar de demolerla. Era imposible para mí colocar la Sagrada Biblia por debajo de la Papa. Al atacar a la Santa Biblia, mi Iglesia estaba perdiendo toda creencia digna delante de mí, y me estaba convirtiendo en uno de los herejes que "de ser elegido pasó a estar en contra, por la Biblia". Este fue el último contacto que tuve con mi viejo confesor.

EL SANTO BAUTISMO


Esto es un bautizo ortodoxo, no hay otra forma de realizarlo sino haciendo la triple inmersión en el nombre de la Santa Trinidad. Y es una gran responsabilidad de los sacerdotes.


Que reflexionen los sacerdotes que se limitan a dejar caer un poco de agua sobre la cabneza tal y como hacen los papistas y demás herejes. Los que se dejan llevar por la histeria de madres y abuelas que piensan que su niño se va a ahogar... A qué extremos hemos llegado? Es qué se ha perdido completamente la fe? Es qué no sabemos que la pila del Bautismo es la fuente de la Vida? Es qué no sabemos que muchos que estando enfermos a punto de morir, al ser introducidos en las aguas vivificadoras han recibido no sólo la salud del alma , sino también la del cuerpo?

lunes, 3 de diciembre de 2012

In memoriam Parintele Cleopa Ilie

Parastás celebrado en la Parroquia el domingo 2 de Diciembre en memoria del Bienaventurado P Cleopa Ilie.

LA MULTI ANI, ROMANIA!



LA MULTI ANI, ROMANIA!.

"Te binecuvantez, iubita Romanie, tara bucuriilor si durerilor mele, frumoasa tara, care ai trait in inima mea si ale carei carari le-am cunoscut toate. Frumoasa tara pe care am vazut-o intregita, a carei soarta mi-a fost ingaduit sa o vad implinita. Fii tu vesnic imbelsugata, fii tu mare si plina de cinste, sa stai vesnic falnica printre natiuni, sa fii cinstita, iubita si priceputa." Regina Maria

Reliquia de los Santos Mártires del Aiud



El día 1 de diciembre recibíamos desde Rumanía, una reliquia de los Santos Mártires del Aiud, víctimas del comunismo. Llegaba el día de la fiesta Nacional de Rumanía desde el monasterio de Petru Voda como regalo del Padre Justin Parvu, superviviente y testigo venerable de los sufrimientos y martirios de los que allí fueron sacrificados por el odio a la Fe Ortodoxa y al auténtico espíritu rumano.

Son muchos los milagros que obra Dios por medio de sus Mártires del Aiud y es para nosotros un preciado tesoro espiritual.

Pidamos a Dios por intercesión de los Santos Mártires de la Aiud que permanezcamos y confesemos siempre esta fe salvadora.

Gloria a Dios que tantas gracias derrama somo nosotros y que el proteja y bendiga siempre a Rumanía.

miércoles, 28 de noviembre de 2012


FIESTA DE SAN ANDRÉS APOSTOL
EL PRIMERO DE LOS LLAMADOS
PATRÓN DE LA PARROQUIA ORTODOXA
DE ALICANTE

Jueves 29 de noviembre

18:00 hh Solemnes Vísperas, Litia y Artoclasia

Veneración de las reliquias del Apóstol

Viernes 30 de noviembre

8:00 hh

Divina Liturgia


viernes, 23 de noviembre de 2012

¿Por qué dejé el Papismo? - Obispo Pablo de Ballester Convallier - 3° Parte



3.- Lo absurdo de la enseñanza del Papa

Exactamente a continuación, en el ramo de artículos en los que sabiamente mi líder espiritual había reunido, la verdadera naturaleza de este sistema monárquico, conocida como la Iglesia de América, comenzó a desmoronarse. Supongo que un resumen de sus características, no sería superfluo.

En primer lugar, para los católicos, la Iglesia Cristiana "no es más que una monarquía absoluta", cuyo monarca es el Papa, que funciona en todas sus facetas como tal. En esta monarquía papal "todo el poder y la estabilidad de la Iglesia se encuentra en sus manos", ya que de otro modo "no habría sido posible". El cristianismo es apoyado completamente por el papismo. Y todavía un poco más, "papismo es el agente más importante de la cristiandad", es decir, "es su cenit y su esencia".

La autoridad monárquica del Papa como jefe supremo y la cabeza visible de la Iglesia, la piedra angular, maestro universal infalible de la fe, Representante (Vicario) de Dios en la tierra, pastor de pastores y Jerarca Supremo, es totalmente tiránico y dominante y abarca todas las enseñanzas y los derechos legales que tiene la Iglesia. El "Derecho divino" se extiende a todos e individualmente en cada hombre bautizado en todo el mundo entero. Esta autoridad dictatorial puede ejercerse en cualquier momento, por cualquier cosa y en cualquier cristiano en todo el mundo, ya sean laicos o religiosos, y, en cualquier iglesia de cualquier denominación y el idioma que sea, teniendo en cuenta el Papa es el obispo supremo de todas las diócesis en el mundo.

Las personas que se niegan a reconocer todo el poder y no se someten a ciegas son cismáticos, herejes, impíos, y sacrílegos, y sus almas ya están destinadas a la condenación eterna, porque es esencial para nuestra salvación, que creemos en la institución del papismo y someternos a sus representantes. De esta manera el Papa encarna al líder imaginario, profetizado por Cicerón, quien escribe que todos debemos reconocer que él es santo.

Siguiendo la enseñanza latina, "aceptar que el Papa tiene el derecho de intervenir y juzgar todas las cuestiones espirituales de todos y cada cristiano por separado, mucho más es lo que tiene derecho a hacer en los asuntos mundanos. No se puede limitar a juzgar sólo a través de penas espirituales, negando la salvación eterna a los que no se someten a él, sino que también tiene derecho a ejercer autoridad sobre los fieles. La Iglesia tiene dos cuchillos, símbolos del poder espiritual y mundano. La primera de ellas está en manos del clero, y el otro en manos de los Reyes y los soldados, aunque también están bajo la voluntad y el servicio del clero".

El Papa, sosteniendo que él es el representante de Cristo, cuyo "reino no es de este mundo", de aquel que prohibió a los Apóstoles imitar a los reyes del mundo, que "conquista las naciones", se designa a sí mismo como un rey terrenal, continuando así el imperialismo de Roma. En diferentes períodos en que, de hecho, se había convertido en señor de grandes extensiones, declaró sangrientas guerras contra otros reyes cristianos para adquirir extensiones de tierras, o incluso para satisfacer su sed de más riqueza y poder. Era dueño de un gran número de esclavos. Jugó un papel central y muchas veces un papel decisivo en la historia política. El deber de los señores cristianos es retirarse ante la cara "del rey por decreto divino" que le entrega su reino y su trono político-eclesiástico "que se creó para ennoblecer y dar cabida a todos los tronos del mundo". Hoy en día la capital del mundo, el Papa se limita a la Ciudad del Vaticano. Se trata de una nación autónoma, con las representaciones diplomáticas de los gobiernos de ambos hemisferios, con un ejército, armas, policía, cárceles, moneda, etc.

Y como corona y pico de la omnipotencia del Papa, tiene un privilegio más fiel que incluso el más innoble idólatra ni siquiera podía imaginar - el derecho divino infalible, según la regla dogmática del Concilio Vaticano, que tuvo lugar en 1870. Desde entonces la humanidad debe hacer frente a lo que le dirige al Señor:« Tú tienes palabras de vida eterna ". A partir de ahora no hay necesidad de el Espíritu Santo para guiar a la Iglesia "hacia toda verdad". No hay necesidad de más de la Santa Biblia, ni de la Sagrada Tradición, por ahora hay un dios en la tierra sobre la base de la infalibilidad.

El Papa es el único canon de la verdad, que incluso pueden expresar cosas contrarias a la sentencia de toda la Iglesia, declarar nuevos dogmas que los fieles deben aceptar si no quieren ser separados de su salvación. "Sólo depende de su voluntad y su intención de considerar lo que quiera, como sagrado y santo de la Iglesia" y las cartas decretales debe considerarse, que se cree y obedece "como las epístolas canónicas". Ya que es un Papa infalible, deberá recibir la obediencia ciega. El cardenal Roberto Belarmino, que fue declarado santo por la Iglesia latina, dice simplemente: "Si el Papa algún día impune pecados y prohibe las virtudes, tiene la obligación de la Iglesia de creer que estos pecados son buenos, y estas virtudes son malas".

P. Cleopa Ilie: Sobre los Santos Arcángeles y Ángeles

La fiel Iglesia de Cristo celebra, una vez al año, a los Santos Arcángeles Miguel y Gabriel, junto a la legión de todos los ángeles. La palabra “arcángel” significa “más importante que los ángeles” o “el primero de entre los ángeles”. Por su parte, la palabra “ángel” significa “anunciador”, porque los ángeles anuncian en la Tierra la voluntad de Dios. Los ángeles son “espíritus que trabajan”, como dice el profeta David en el Salmo 104. Ellos fueron creados por Dios antes del hombre y del mundo visible.

Según las enseñanzas de los Santos Padres de la Iglesia, los ángeles se pueden clasificar en nueve grupos, teniendo cada grupo una misión que cumplir en el cielo y en la tierra. Los ángeles son espíritus, es decir, cuerpos inmateriales, inmortales, o como dice San Pablo, tienen “cuerpos celestiales”, es decir, cuerpos angelicales que se diferencian de aquellos terrenales, que son mortales. El propósito principal para el que fueron creados los ángeles, que forman un mundo invisible, es para alabar incesantemente a Dios. Luego, para cumplir ante todo Su voluntad, para revelar a los hombres la voluntad de Dios y para ayudarlos a cumplir con Sus mandatos.

De entre todos los Santos Padres, quien habla más largamente sobre los ángeles, es San Dioniso el Aeropagita, discípulo del Santo Apóstol Pablo, Él dice que los ángeles se dividen en nueve grupos, cada uno de ellos teniendo un nombre y una misión propia. Así, las legiones angelicales se dividen en tres jerarquías o grupos. Así, el grado más alto, que tiene su lugar cerca de la Santísima Trinidad, está formada por los Serafines, Querubines y Tronos. Estos están alrededor del trono de Dios, anunciando Su voluntad a los ángeles. La jerarquía del medio está formada por los Señores, Poderes y Soberanos, como los llama también el Apóstol Pablo. Ellos dominan sobre los ángeles de más abajo y sobre los poderes del infierno y del universo entero. La jerarquía más baja es la de los Principiantes, Arcángeles y Ángeles. Estos están mucho más cerca de los hombres, a quienes dan a conocer la volunta de Dios y los ayudan a escapar de las astucias de los ángeles malos, de las tentaciones del enemigo.

Los Santos Arcángeles son siete, quienes están frente al trono glorioso de Dios, según las palabras del evangelista San Juan en el Apocalipsis (1, 4). Estos son: Miguel, Gabriel, Rafael, Uriel, Salael, Gudiel y Varael. Cada uno de ellos tiene su propia misión divina qué cumplir.

Miguel, que se interpreta “el poder de Dios”, es el soberano de las huestes celestiales y el primero de los Arcángeles. Él sostiene una espada de fuego y tiene como mandato proteger la Ley de Dios y vencer al enemigo, Él mismo dijo “Yo soy el Jefe de los ejércitos del Señor y acabo de llegar”.(Iosué 5, 14).

Gabriel, que se interpreta como “hombre-Dios”, es el arcángel de las buenas nuevas de felicidad, quien tiene como misión el anunciar a los hombres los misterios divinos. Él no lleva una espada de fuego, sino un lirio de perfecta alegría. Se le representa con una mirada dulce y con gesto de divina serenidad. Por esto, fue el elegido y enviado por Dios para anunciar a la Virgen de Nazaret el gran misterio de la encarnación del Señor.

Rafael, el tercer arcángel, es el sanador de las aflicciones humanas; Uriel es el encargado de iluminar a quienes están en desesperación; Salael es un intercesor ferviente por toda la humanidad; Gudiel es quien glorifica a Dios fortaleciendo a quienes viven haciendo el bien; Varael, el último de los arcángeles, es quien lleva las bendiciones divinas a los hombres.

No olvidemos que los Santos Arcángeles son los primeros ángeles en interceder ante Dios por los hombres. Ellos cuidan y protegen a los cristianos, ayudándolos en el camino de la salvación. El Arcángel Miguel es el protector directo de los monjes, de los ejércitos cristianos, de los soberanos que portaban en momentos de batalla el ícono de este arcángel. El Arcángel Gabriel, es principalmente el protector de las vírgenes cristianas, de las familias cristianas, de las parturientas, de los niños y de las monjas.

Padre Cleopa Ilie

domingo, 11 de noviembre de 2012

SAN NECTARIO,EL SANTO DEL AFECTO Y DEL PERDÓN.


No dejará, la Iglesia de Cristo de forjar santos, hasta el final de los tiempos. Se regocija la Iglesia por los santos que se revelan en nuestros días, y especialmente por el dulcísimo néctar de la vida virtuosa, la vasija preciosa de los dones del Espíritu Santo, el inspirado y fiel obispo, San Nectario Obispo de Pentápolis. Este Santo de Dios, nac...ió el 1º de octubre de 1846 en Silibría de Tracia Oriental, y recibió el nombre de Anastasio. Sus padres eran, Demóstenes Kefalás y María. Su madre era muy devota y cuando el santo tenía cinco años, le enseñó el salmo 50 de David.

Cuando el santo llegaba a la estrofa "enseñaré a inicuos tus caminos", la repetía muchas veces, como si supiera cuán determinante sería su rol más adelante.

Por razones económicas, cuando terminó la escuela primaria y el ciclo básico de la Escuela Secundaria de su ciudad natal, se trasladó a la edad de catorce años a Constantinopla y fue empleado en el comercio de un pariente, con la única remuneración de comida y habitación. A pesar de las condiciones adversas, encontró refugio en el estudio, que fue la fiel compañía de toda su vida. Los aforismos que creía útiles para los clientes del comercio, los escribía en el envoltorio del tabaco que les vendía. Más tarde trabajó como preceptor en un establecimiento de Constantinopla perteneciente al Santo Sepulcro, en que su tío se desempeñaba como rector. Le gustaba mucho participar, a diario, de los oficios religiosos y sentía una fuerte vocación por la vida monástica.

En 1868, a la edad de veinte años se fue de Constantinopla para trasladarse a la isla de Quíos, donde trabajó como secretario comunal y maestro de escuela en la localidad Liti, hasta 1873, en que ingresa como novicio al monasterio Nea Moní y después de un noviciado de tres años recibe la consagración monacal con el nombre de Lázaro. El día 15 de enero de 1877, en el aniversario de su bautismo, es ordenado Diácono por el Metropolitano de Quios, Gregorio con el nombre de Nectario. En Quios, termina la escuela secundaria, pero a causa del terremoto de 1881 se ve obligado de trasladarse a Atenas, donde rinde sus últimos exámenes en la Escuela Varvaquios, como alumno libre y recibe su título secundario.

En el mismo año 1881 viaja a Alejandría, donde es recibido por el Patriarca Sofronio, que le recomienda estudiar en la universidad. Ello se hizo posible gracias a la contribución económica de los hermanos Joremis. En 1882 se hizo acreedor de una beca de la Fundación A.G. Papadakis. Recibe así su diploma universitario en octubre de 1885 con la calificación de “bueno”.

El 23 de marzo de 1886 es ordenado presbítero por el Patriarca de Alejandría Sofronio. El 6 de agosto del mismo año es promovido al oficio de Gran Archimandrita y Confesor y es designado en la Legación Patriarcal de El Cairo. Trabaja sin pausa y con abnegación, por lo cual, la Iglesia de Alejandría le confiere el grado máximo del sacerdocio. El 15 de enero de 1889 es ordenado Metropolitano de Pentápolis, en la Iglesia de San Nicolás de El Cairo (que fue remozada por el Santo), por el Patriarca Sofronio, el ex Metropolitano de Corfú Antonio y por el Metropolitano de Sineo Porfirio. Como Metropolitano, siguió cumpliendo las mismas funciones que antes, ahora, sin remuneración alguna, a causa de la pésima situación económica del Patriarcado. Participó activamente en las celebraciones de las bodas de oro en el episcopado del patriarca, su patrocinante y protector, que más adelante se convertiría en su perseguidor.

Recibió con mucha humildad el grado de obispo y es notable y digno de mención qué le decía al Señor en sus oraciones: “Señor, ¿porqué me subiste a tan alto grado y dignidad? Yo sólo te pedí poder estudiar teología, no Metropolitano. Desde mi juventud, te pedí que pudiera ser un simple trabajador de Tu divina palabra, y Tú Señor, ahora me pones en prueba con tantas cosas. Pero me someto, Señor, a Tu voluntad y te suplico que cultives en mi la humildad y l asemilla de las demás santas virtudes, de la manera que Tú conoces, y hazme digno de vivir todos los días de mi vida conforme a las palabras del bienaventurado Pablo que decía: “Yo no vivo más, vive en mi Cristo”. Y el Señor escuchó la plegaria del humilde obispo. Las virtudes del santo fueron divulgadas por todas partes y todos comentaban con admiración del tesoro que Dios les había regalado. Pero el maquinador de la maldad, el Diablo, no tardó en aparecer. Un grupo de clérigos ambiciosos que se habían metido en el entorno del nonagenario patriarca, calumnió al Santo, acusándolo de que agitaba al pueblo con el intento de usurpar el trono de Alejandría. Además se sugirieron que el justo Nectario había cometido desarreglos morales. Con todo ello, lograron que sea removido el santo de la dirección de la Legación Patriarcal y sólo se permitían recibir alimentos de la mesa común, junto a los demás clérigos y alojarse en la sede de la Legación. Poco tiempo después es expulsado de Egipto con la excusa que “no pudo acostumbrarse con el clima de Egipto”. En vano solicitó ser recibido en audiencia por el Patriarca. Los fieles se afligieron porque fueron privados del “más simpático de los Obispos y del mejor y más activo de los clérigos”.

Aceptó el santo padre esta injusticia y amarga prueba con mucho agradecimiento al Señor y partió de Egipto, trasladándose a Atenas en 1889, sin dinero y afligido, en busca de empleo, para poder pagar el alquiler de la casa que ocupaba en Neápolis (Exarjia). Después de muchos esfuerzos logró ser designado como predicador en la isla de Ebea. En julio de 1893 es trasladado al departamento de Ftiótida-Fokida, donde trabajó incansablemente durante seis meses, dejando óptimas impresiones. En marzo de 1894 es designado Rector de la Escuela Eclesiástica Rizarios, en Atenas.

Allí trabaja con celo de Dios para enraizar el celo sacerdotal a los seminaristas, para asegurar el futuro ministerial de todos ellos, para la reorganización del programa de estudios y para mejorar la dieta y los ejercicios físicos de los estudiantes. Logró que se otorguen cuatro becas por año a alumnos provenientes de Asia Menor.

Lo más importante es que, él en persona, es un ejemplo viviente para los seminaristas. Puso especial énfasis en la vida cultual y convirtió en un centro litúrgico a la iglesia de San Jorge de la Rizarios, y toda la escuela en un instituto espiritual donde invita a destacadas personalidades de la ciencia para dar conferencias. Su oración era el fertilizante más importante para el florecimiento de la escuela. Paralelamente ejercía su ministerio litúrgico, la predicación, la confesión y la filantropía. Establece relación con el cura Planás y participa en vigilias en la capilla de San Eliseo, donde cantaban Papadiamentis y Moraitidis (famosos escritores de la literatura moderna). En julio de 1898 visita por primera vez el Monte Atos. Permaneció allí durante todo un mes, visitando los monasterios más importantes. Conoce en particular al Anciano Daniel con quien entabla una larga amistad. Traba también amistad con el padre Jerónimo Simonopetritis, quien más tarde le sucedió a San Sabas de Cálimnos en la dirección espiritual del Monasterio de Éguina. En el siguiente verano, en agosto de 1898, viajó a Constantinopla y a su pago natal Silibría. Tuvo la oportunidad de venerar la imagen de la Virgen de Silibría y las tumbas de sus padres. En 1904 se hizo realidad su deseo de crear una comunidad monástica de mujeres, que inicialmente estaba constituida por cuatro hermanas. El Santo no dejó nunca de guiarlas espiritualmente y de sostenerlas moral y económicamente. El 7 de febrero de 1908 presentó su renuncia por enfermedad a la dirección de la Escuela Rizarios.

En adelante se consagra a la dirección de las monjas, a la construcción del monasterio en Éguina, a la escritura, y a la ayuda espiritual y económica de los pobres habitantes de la isla. Pero las pruebas no terminaron. Por diversas causas, el reconocimiento del Monasterio no se logra sino después de su fallecimiento. Además fue injustamente acusado de inmoralidad por la madre de una joven que llegó al Monasterio para convertirse en monja. Todas estas pruebas las sobrellevaba con absoluta confianza en Dios y es muy característico que, una de sus tareas más queridas era la de hacer pequeñas cruces en las que escribía: “Cruz parte de mi vida”.

La salud del Santo fue siempre frágil. Desde comienzos de 1919, su afección de próstata comenzó a empeorar. A pedido de las monjas es internado el 20 de septiembre en el Hospital Areteio de Atenas, donde es hospitalizado durante cincuenta días. El domingo 8 de noviembre de 1920, cerca de la medianoche, entregó, colmado de paz celestial, su dichosa alma en las manos de Dios viviente, a quien amaba desde su juventud y a quien glorificó a lo largo de toda su vida, a la edad de 74 años. Los preciosos restos del Santo exhalaban un perfume celestial y de su rostro brotaba un perfume de celestial fragancia. Ese mismo día su cuerpo fue llevado a Éguina, en su pequeño Monasterio, donde se ofició el ritual póstumo y fue sepultado en medio de una gran afluencia del clero y del pueblo.

Su tumba fue abierta repetidas veces en los años siguientes. Después de más de veinte años, su cuerpo se hallaba intacto e incorrupto, exhalando el perfume indescriptible de la santidad, como un recipiente del Espíritu Santo. Pero después se consumió, según el criterio que sólo Dios conoce, como se han consumido inexplicablemente muchas otras reliquias de santos, antes incorruptas.

El 2 de septiembre de 1953 se llevó a cabo el desentierro de las reliquias del Santo, por el Metropolitano de Hidra Procopio, con la participación de muchos clérigos, monjes, monjas y una gran multitud. Un perfume indescriptible inundaba la zona. En 1961 se realizó el solemne reconocimiento del Santo, por el Patriarcado Ecuménico.

“Grande es nuestro Señor y Su grandeza no tiene límite, que glorifica a quienes le han glorificado”, como lo anunció sin desmentir. En efecto, San Nectario es el Santo del siglo XX. Dulce, manso, exento de maldad, humilde, y por todo ello recibió y recibe la gracia del Señor de la Gloria. Que el Santo conceda a cada uno, en todo tiempo y lugar, su protección y socorro paternal y salvífico. Amén.



Turquía y su sistemática descristianización cultural e histórica de Chipre






Cabras en las iglesias: lo que está haciendo Turquía con Chipre

Las raíces cristianas del país están siendo extirpadas desde la invasión de 1974, con 720 templos devastados y 85 convertidos en mezquitas.

Lo más grave ante esta situación es que Chipre es un país miembro de la Unión Europea, y Turquía aspira a serlo (Dios no lo permita nunca) y uno de los obstáculos es precisamente la ocupación a la que somete el 36,2% del territorio chipriota tras la invasión de 1974, y que está sirviendo para una sistemática descristianización cultural e histórica de la zona invadida, denunciada hasta su muerte por el primer presidente de la República independiente, el arzobispo Makarios (1913-1977).

En los últimos treinta y ocho años, la parte de Chipre bajo el poder destructor de Estambul ha visto cómo 575 iglesias, capillas y monasterios ortodoxos han sido vandalizados, 19 iglesias completamente destruidas, 85 convertidas en mezquitas y 41 utilizadas como establos: en total, 720 lugares de culto cristiano que han desaparecido de una zona del país de extensión similar a la provincia de Álava.

Una sistemática destrucción, pues, destinada a extirpar todo recuerdo de la Cruz en estas tierras, y que está siendo denunciada por el Comité de los Ayuntamientos del Chipre Ocupado a través de un vídeo producido en la capital de la zona libre, Nicosia.

En quince minutos se detalla la rica herencia cultural de la isla, cristiana y precristiana, y la forma en que puede desaparecer del todo por la presión de las autoridades turcas, que no reparan ni siquiera en las realización de excavaciones ilegales en lugares de gran valor arqueológico.

Con la voz quebrada

En el documental, Cecilia Wikström, europarlamentaria sueca que es además teóloga luterana, se emociona hasta contener el llanto cuando explica la destrucción de las iglesias y de los restos de civilización europea, incluso los cambios de los nombres de las cosas, a las que se está aplicando el gobierno turco en el Chipre ocupado: "Me rompe el corazón ver que lugares que la gente ha considerado santos son desmantelados y vandalizados de esta forma", dice con la voz quebrada en el interior de un templo destrozado. La imagen de un cementerio profanado con cientos de cruces caídas completa su testimonio.

Por su parte, Francesco Bardarin, director del Centro del Patrimonio Mundial de la Unesco, explica que ante la destrucción masiva de obras de arte y de valor cultural en el Chipre ocupado tienen muchas dificultades para intervenir directamente porque la ONU no puede hacerlo: "Sólo podemos apelar a Turquía y a otras entidades que están allí para que tengan respeto en cuanto miembros de la civilización internacional".

Mercado negro y mezquitas en las iglesias

El vídeo continúa denunciando la destrucción de monumentos cristianos, así como la exportación ilegal de obras de arte y las excavaciones ilegales. A eso se suma el fomento de la inmigración para "alterar la demografía característica de la isla": hasta 160.000 turcos han entrado en el país desde la invasión de 1974. Se han construido además decenas de mezquitas con la finalidad de cambiar la esencia cultural chipriota.

Se muestran entonces las imágenes de un grupo de mahomentanos leyendo el corán en la iglesia de San Juan Crisóstomo en Akanthou. Y explica cómo los chipriotas tienen que pagar para visitar como turistas las iglesias que como cristianos les pertenecen. Del mismo modo, los nombres tradicionales de ciudades y lugares, precristianos o cristianos, han sido cambiados por nombres turcos. Una bandera turca ondeando en una catedral medio derruida es la imagen más evidente del drama.

Como también lo es la composición de fotogramas (antes y después) de los mosaicos, plenos de color y vida, que representaban escenas cristianas, y que han sido saqueados para hacer negocio con ellos en los mercados de antigüedades europeos o norteamericanos ante la indiferencia mundial.

Los ojos arrancados

En cuanto a los templos, no hay distinción: ortodoxos, católicos, anglicanos, maronitas, armenios... La mayor parte de los lugares cristianos de oración y culto están en su mayor parte "en condiciones terribles".

Sólo en algunos de ellos, y en algunos días del año y bajo estrictas restricciones, se puede celebrar culto cristiano. Y otros, los que se mantienen cuidados, es porque se han transformado en mezquitas.

El vídeo concluye con las impresionantes imágenes de unos frescos de santas y santos cristianos con los ojos raspados, simbólicamente extraídos por los bárbaros.

Esta es la verdadera cara del islam, la falsa revelación que odia a los cristianos, los martiriza y destruye las iglesias. Esta es la realidad de Chipre, de Egipto, de Turquía y ahora también de Siria gracias a la pasividad absoluta de la comunidad internacional.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Tropario de San Nectario de Egina

9 de noviembre: solemne conmemoración de nuestro padre San Nectario de Egina, Obispo de Pentápolis.



Oración a San Nectario

Oh, Bienaventurado Padre San Nectario, en los días de destierro y persecución indigna, irradiaste la bienaventuranza y abatiste la cerviz del opresor. Por eso, Cristo te concedió el don de curar las llagas incurables que nos carcomían por nuestros pecados. En verdad creemos, oh justo de Dios, que Él te ama, y, por tu intercesión, tendrá misericordia de nosotros, pecadores y nos librará de la opresión y las penurias de este mundo. Y, por todo el Universo, será glorificado y temido Su Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

martes, 6 de noviembre de 2012

¿Por qué dejé el Papismo? - Obispo Mártir Pablo Ballester - II Parte



2.- Me dirijo a mi confesor.

Dentro de este trastorno psicológico fue que me dirigí a mi confesor e, ingenuamente, le describí la situación. Fue uno de los sacerdotes más famosos del monasterio. Me escuchó con tristeza, consciente de que se trataba de un problema muy difícil. Tras pensar durante unos minutos mientras buscaba en vano una solución aceptable, finalmente me dijo lo siguiente que confieso que no esperaba:

"La Biblia y los Padres te han hecho daño, hijo mío. Hágalos a un lado y limítese a seguir las enseñanzas infalibles de la Iglesia y no sea víctima de esos pensamientos. No permita que las criaturas de Dios, quienquiera que sean, escandalicen su fe en Dios y la Iglesia ".

Esta respuesta se dio de forma muy explícita y aumentó la causa de mi confusión. Yo siempre sostuve que por encima de todo la palabra de Dios es la única cosa que uno no puede dejar de lado.

Sin darme tiempo para responder, mi confesor agregó: "A cambio, te daré una lista de autores destacados por sus obras para que tu Fe se relaje y te apoyes". Y me preguntó si había alguna otra cosa "más interesante" para pedir, dio por terminada nuestra conversación.

Unos días más tarde, mi confesor partió desde el monasterio a una gira de predicación por las iglesias de la orden monástica. Me dejó la lista de autores, recomendando que los leyera. Y me pidió que le informara de mi progreso en estas lecturas.

A pesar de que sus palabras no me convencieron en absoluto, recogí estos libros y empecé a leerlos con atención y lo más objetivamente posible.

La mayoría de los libros fueron textos teológicos y manuales de las decisiones del Papa, así como de los Concilios Ecuménicos. Me dediqué al estudio con verdadero interés, ya que sólo la Biblia es mi guía " Lámpara es a mis pies tu palabra ,y lumbrera a mi camino" (Salmo 118:105).

A medida que avanzaba en el estudio de los libros, me gustaba comprender más y más que yo no era consciente de la naturaleza de mi Iglesia. Habiendo sido criado y bautizado en el cristianismo, tan pronto como terminé mis estudios, continué con estudios de filosofía sólo al comienzo de los estudios teológicos. Consistía en una ciencia totalmente nueva para mí. Hasta entonces, el cristianismo y la Iglesia latina fue para mí una amalgama, algo absolutamente indivisible. Mi vida monástica se refería únicamente a su apariencia exterior y no se me dio ninguna razón para examinar en profundidad los fundamentos y las razones de la estructura orgánica de mi Iglesia.